viernes, 26 de agosto de 2011

Fauna y flora



Anda huroneando buscona
la zorra en mi gallinero,
despechada tras su intento artero
con el que cegar mi alberca pilona.
Será por no pagar peaje
ni entonar con su pelaje
lo que una pareja de ratas
pedía con fotocopia trucada.

La rosa moscarda baldada,
de tanto palear cagadas aladas,
se entretiene salaz por las mañanas
bajando en autobús de madrugada
para enardecer a las vecinas encarnadas,
mientras aspira a vivir del cuento
que le pensione su vil estercolamiento;
deseo estéril del lambucero,
pues creyéndose mierda no llega a pedo.

Huelebraguetas de mi misma acera,
orate del tres al cuarto,
fisgón de camas ajenas
siendo la suya de trasmallo,
rufo de barbecho,
infeliz zamarro pajillero
que no alza ni a verse el nabo,
¿sabrá de amores y encantos?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada