lunes, 25 de octubre de 2010

Campanitas de Orán


Campanitas de Orán,
tilín tilán,
en Alcalá no suenan ya,
talán talán,
San Ildefonso mudo se queda,
tolón, tilín, talán.
Si Cisneros supiera
de vuestro triste final,
hoy que las cigüeñas
crotorean en su lugar,
trócolo, trócolo, trac.
Campanitas de Orán
que hasta Caspe
os dieron a llevar
para ser fundidas
en bélico metal.
Lo que a sangre
y fuego forjadas,
a fuego y sangre
han de finar.
Decidme campanitas moras,
campanitas de Orán,
¿era vuestro tímbrico restañar
como el del rojo coral,
como la luz del mihrab,
como el canto del alminar
sobre tu alegre bahía,
ciudad berberisca de Orán?.

A Emilio Sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada