lunes, 14 de diciembre de 2009

Pitas, pitas, pitas


Pitas, pitas, pitas,
gallinitas,
comed el grano
de la granja socialista.
Gruñó el mayor marrano:
“Somos todos los animales
iguales y aunque los marranos
todos seamos hermanos,
algunos somos más iguales
que el que tenemos al lado.”

Pitas, pitas, pitas,
gallinitas,
comed el grano
de la granja socialista.
Esperanza, una experta granjera
de esta cabaña ganadera,
ha mandado a los sindicatos
que dejen de abrevar
del presupuesto nacional
y se pongan a trabajar
por el empleo de los demás
y no por cuántos de ellos
se podrán liberar.

Pitas, pitas, pitas,
gallinitas,
comed el grano
de la granja socialista.
No hay ciudadanía sin nación
ni soberanía que el pueblo sienta
y defienda frente a tanta deuda,
agravios, rosarios e idearios;
la singularidad excluyente
de unos a costa del sufrido ciudadano.

Pitas, pitas, pitas,
gallinitas,
comed el grano
de la granja socialista.
La apuesta del futuro,
reinventar el medievo,
privilegios, regalías,
fueros y conciertos,
mientras en esta nación
hemos dejado ya de ser iguales
ante la ley y el presupuesto.
¿Qué es, pregunto,
de España la Hacienda?
Hacienda somos algunos,
estúpido asalariado,
español y cotizante pagano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada