sábado, 8 de agosto de 2009

Lengua de serpiente

Tú decir que si te votan
tú prometer muchas cosas,
tú convencer a mucha gente,
tú ganar en pueblo la elección,
ahora tú mandar población,
ahora tú ser teniente.
Hoy decir que tu gobierno
ser de toda confianza,
incluso muy conveniente,
lo que antes ser del mismo partido
echar quieres en el olvido
y denunciar por deficiente.

Mujer teniente miente,
mujer teniente, tú hablar
con lengua de serpiente.
A otro perro
con ese hueso;
galgo viejo no fumar
la pipa de la paz con tú.
¡Por Manitú!¡Por Manitú!
Tú no tener nada claro
cómo acabar con el paro,
tú ser en eso incompetente,
pero hacer persecución nominal
entre la plantilla municipal;
tú actuar sectariamente,
según tus intereses más convenientes.
Tú hablar mucho
sin que se vea fruto,
salvo para cobrar con mucho
lo poco que, salvo el insulto,
el vecino ha disfrutado
ni poco ni mucho.

Mujer teniente miente,
mujer teniente, tú hablar
con lengua de serpiente.
A otro perro
con ese hueso;
galgo viejo no fumar
la pipa de la paz con tú.
¡Por Manitú!¡Por Manitú!
Tú tirar muchos millones
para hacer frontón en prado,
dejando el pueblo sin soluciones
con lo principal de lado;
tú ser mucho inconsciente.
Tú mucho independiente,
pero ¿ser socialista, ser obrero
o ser cacique solamente?:
la soberbia ser tu rasero,
cuando no seguirte la corriente.

Mujer teniente miente,
mujer teniente, tú hablar
con lengua de serpiente.
A otro perro
con ese hueso;
galgo viejo no fumar
la pipa de la paz con tú.
¡Por Manitú!¡Por Manitú!

(Recuerdo nato de Javier Krahe)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada