viernes, 17 de julio de 2009

El grillito cri cri cri


Qué bonito mote ha interpuesto
para mí esta vez el alcalde iscariote;
Pepito Grillo en su panfleto
me llama para mi descoque.

Me place, me alegra,
me engola
y me la pela,
pero no soy yo contra
quien te la pegas.

Como el sabio Cioran decía:
todo se lo perdono a Fulano
a causa de su sonrisa
pasada de moda;

la mía la tuya viendo
no puede por menos
que estar llena de joda.

Me extraña, me peta,
me sonroja
y me la pela,
saber que tu pompa
pierdes tras de mi coña.

Siendo yo de los grillos
el Pepito cigarrero,
tu serás el Pinocho
de todo Valdeavero,
mintiendo mohíno a diario
a todo el vecindario,
igual que Pichote,
según tu plan temerario,
teniendo mientras el Pinoche
abandonado tan al desmoche.

Me troncha, me recarga,
me revela
y me la pela,
cuando el insulto cortejas
por correr tras mi botarga.

Pepito rapero,
el grillito de Valdeavero,
coplas y ripios con salero,
por estrofa un gritito guerrero:
cri, cri, cri.

Señor alcalde,
pase de mí,
dedíquese a dirigir
y ponga a las sotas
a atender y a servir
las necesidades
del vecindario mil.

El grillo
Pepe-Hillo,
coplero torero
de Valdeavero,
mosca cojonera
sobre la mierda
y la sangre del albero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada